En estos tiempos difíciles, los directivos tienen que tomar decisiones con rapidez y con valores. Hay que adaptarse al cambio continuo pero, más que nunca, hay que hacerlo con una gestión excelente, siendo competitivos, consiguiendo resultados rápidos y sabiendo ser flexibles para mejorar la productividad. 

Conocer mejor tu empresa, siempre te ayudará a alcanzar mejor tus objetivos. Y es precisamente por este motivo, que cualquier organización, tamaño, estructura o estadio de madurez, necesita un sistema de gestión apropiado para tener éxito, pues sólo así, serás capaz de estimular la búsqueda de soluciones y trazar estrategias que fortalezcan los puntos débiles que puedan ser amenazas de cara al futuro, al tiempo que potenciarás los puntos fuertes. 

La gestión excelente es la única que te permite ser competitivo y sostenible y, para ello, no basta con hacer las cosas bien, sino que es necesario hacer cosas distintas, para lo cual necesitas herramientas avanzadas diseñadas especialmente para ese fin. 

El modelo EFQM de excelencia es un marco de trabajo no-prescriptivo que reconoce que la excelencia de una organización se puede lograr de manera sostenida mediante distintos enfoques. 

Es importante y necesario emprender un proceso de revisión del modelo EFQM, así como la realización de un road map que posicione tu empresa como modelo de gestión excelente, disponiendo de un modelo claro a nivel de liderazgo, estrategia, gestión de recursos, gestión de personas y en el despliegue eficiente de todos tus procesos. 

Las herramientas de autoevaluación como la herramienta PERFIL, diseñada según una metodología de preguntas y respuestas asociadas al modelo EFQM de excelencia, te permitirán conocer en profundidad el estado de tu organización.

propuesta de valor