Seidor
7 consejos de gestión financiera para PYMES

27 de enero de 2022

7 consejos de gestión financiera para PYMES

La gestión financiera para PYMES es uno de los puntos claves para garantizar el buen funcionamiento de tu entidad. Esta entrada te explica qué elementos has de tener en cuenta.

7 consejos de gestión financiera para PYMES que tienes que conocer


La gestión financiera es la capacidad de manejar de forma correcta los recursos de tu empresa. Más allá de lo que vendas, es fundamental que gestiones aquello que posee la compañía porque eso redunda positivamente en su gestión.

La empresa posindustrial tiene que tener como prioritario vender, cierto, pero en un entorno tan competitivo como el actual y con márgenes tan reducidos, las cuestiones relacionadas con las finanzas son cruciales. Tener un buen flujo de caja o mayores posibilidades de financiación te proporcionará una ventaja adicional, por ejemplo.

Hay una serie de consejos que te pueden ayudar a mejorar tu gestión. Los aspectos más relevantes son los siguientes:

1. Tener claras las métricas

Las métricas que utilices para la gestión financiera de tu empresa tienen que ser útiles, claras y fáciles de implementar. Lo más importante, en el ámbito financiero, es saber cuánto vendes, tus clientes, la rentabilidad por cliente, tu flujo de caja, tu ROI (Retorno de la Inversión), ratio de endeudamiento y los beneficios.

En definitiva, todos estos datos te ayudarán a tener una visión real del estado financiero de la compañía. Seleccionar bien las métricas es, también, una forma de no perder el tiempo con información poco relevante.

Tener claras las métricas

2. Sé estricto con el pago a proveedores

Los pagos a proveedores tienen que atenderse siempre como prioritarios, y esto por varias razones. En primer lugar, porque esta es la manera de no tener problemas con los stocks y no comprometer tus flujos. Por otra parte, y no menos importante, porque te resultará más fácil negociar rebajas de precio si eres cumplidor.

Por lo tanto, cumplir en tiempo y forma en tus pagos con proveedores ha de ser innegociable. Esto es algo que, a la larga, notarás para bien. Uno de los detalles que marcan hacia afuera la solvencia de una empresa es, precisamente, el pago a proveedores.

Sé estricto con el pago a proveedores

3. Reduce tus costes y revísalos

La reducción de costes es una premisa de toda empresa, pero también lo es su revisión. Esto implica, por ejemplo, que tengas que revisar tus gastos continuamente y compararlos con meses o ejercicios anteriores. Una pregunta que te tienes que hacer es ¿realmente gasto para lo que necesito?

Otro aspecto que has de hacer en paralelo es la comprobación del mercado. Al fin y al cabo, el contexto general externo te dará claves para saber dónde puedes ahorrar. Siempre hay algo donde puedes ahorrar unos euros y eso es crucial para la cuenta de resultados.

Hay que señalar que la reducción de costes no se debe, únicamente, a una mala gestión previa. El desfase temporal es posible y ponerte al día cuanto antes supone, también, un diferencial.

Reduce tus costes y revísalos

4. Revisa tu financiación externa

La financiación externa a la que recurres es una fuente recurrente de gastos. En este caso, se hace importante que atiendas cuestiones como el estado de tus préstamos, créditos y pólizas. Y, lo que es más, que te asegures de que tu nivel de endeudamiento está dimensionado con lo que necesitas.

Además, es recomendable que, si necesitas financiación, compruebes los intereses que vas a abonar. Esta es una cuestión que marca la diferencia y que, a la larga, se nota. Muchas empresas quiebran por falta de maniobra financiera, de ahí que esta sea una temática clave. Además, el no pagar un préstamo en tiempo y forma tiene otras consecuencias negativas, como la inclusión en archivos de morosos o la no concesión de nuevas financiaciones.

En los últimos años, han aparecido nuevas fórmulas de financiación como las empresas fintech o el crowdlending. Es bueno consultar estas posibilidades, siempre que te compensen.

Revisa tu financiación externa

5. Comprueba periódicamente tus resultados

La comprobación periódica de tus resultados te permitirá saber si estás haciendo las cosas bien. Cierto es que, para ello, has de tener en cuenta el contexto económico global, pero es una de las variables más fiables de tu gestión financiera.

Recuerda que tus resultados no solo están relacionados con lo que vendas sino, también, con tu gestión de costes. Es, por lo tanto, una magnitud que tienes que comparar siempre que puedas. La realidad es que esta cuestión es central para que puedas mejorar tu gestión financiera. Sin tener dónde comparar irás a ciegas y eso multiplica tus posibilidades de equivocarte.

La eclosión del Big Data y de los ERP han permitido que este proceso sea más rápido. Ahora es posible comparar no solo ejercicios, sino días y meses de ejercicios sucesivos.

Comprueba periódicamente tus resultados

6. Gestiona los cobros con diligencia

Los pagos tienen que ser diligentes, pero los cobros aún más, si cabe. Es fundamental que tengas un historial de cada cliente para saber si está pagando en tiempo y forma. Y, evidentemente, convendrá que hagas un recordatorio si un cliente se retrasa. Además, esta información te ha de servir para dejar de trabajar con aquellos clientes que no ofrezcan garantías.

Las tensiones de tesorería tienen que ver, demasiadas veces, con este desfase entre pagos y cobros. En consecuencia, y como principio general, tendrás que tener bien claras las fechas y topes para evitar problemas.

7. Incorpora un software de gestión integral

El software de gestión es una de las herramientas clave para que puedas conocer de forma rápida y real el estado financiero de tu empresa. El ERP SAP Business One permite realizar la gestión financiera de forma ágil y eficaz, consultando la información puntualmente.

Hoy en día, la automatización es un camino sin retorno y lo aplican la práctica totalidad de las empresas. Contar con la información de primera mano es necesario para tomar decisiones y estas herramientas lo facilitan.

Conclusión

Las pautas que hemos indicado de gestión financiera para PYMES te permitirán ser más competitivo. Y, desde luego, la inversión en software de gestión es una cuestión estratégica. En SEIDOR Business One contamos con varias soluciones adaptadas a la idiosincrasia de tu compañía.

Contacta con SEIDOR One

Quizá te puede interesar

24 de mayo de 2022

Beneficios de SAP Business One en la gestión de informes en tiempo real

La gestión de informes en tiempo real es una de las funcionalidades que ofrecen los módulos de SAP Business One. ¿Quieres saber cuáles son las ventajas que aportan a tu empresa u organización? Sigue leyendo.

SEIDOR
01 de abril de 2022

10 beneficios clave del ERP para la gestión financiera

El uso de un ERP para gestión financiera se ha convertido en una necesidad para cualquier empresa que quiera ser competitiva. Aquí te explicamos cuáles son las ventajas de introducir estas soluciones en tu gestión ordinaria.

PYME
SEIDOR
13 de octubre de 2021

6 funcionalidades y características de un ERP

Las distintas funcionalidades de un ERP son muy útiles para tu empresa y, además, se pueden añadir. Esta entrada te explica con más detalle cuáles son las principales, y su utilidad práctica.

Ildefonso Guzmán
Ildefonso Guzmán
Sales Director en SEIDOR One