Seidor
Liderazgo TI

02 de abril de 2024

Liderazgo TI con impacto positivo

La necesidad de contar con un talento humano capacitado y de adoptar un enfoque humanista se convierten en crucial para navegar con éxito por este nuevo panorama tecnológico.

La Era de la Transformación Digital: El Impacto de las Tecnologías de la Información en la Innovación

Nos encontramos inmersos en una etapa de aceleración del desarrollo de las TI. Un período que se distingue por su dinamismo y capacidad de transformación. Una fase en la cual, como en ningún período anterior, la tecnología está actuando como catalizadora de la transformación digital y fuerza motriz de la innovación.

El factor tecnológico está liderando, por tanto, una modernización que alcanza todos los ámbitos, desde lo individual hasta lo colectivo; desde los servicios hasta la industria; desde las infraestructuras hasta los servicios públicos; se trata de un impacto que abarca un tejido
competitivo formado por compañías y organizaciones de toda índole, en el que las TI ofrecen unas posibilidades prácticamente ilimitadas para su desarrollo.

Este poder transformador se multiplica por la convergencia entre la Inteligencia Artificial (IA), el Internet de las Cosas (IoT), el Cloud Computing y la Ciberseguridad.

Una interrelación, cada vez más estrecha, entre soluciones y tecnologías que, a su vez, acelera su propio ritmo evolutivo. Además, su alcance también llega hasta las soluciones más arraigadas, reforzando la aportación de valor de los ERP, Analytics, Blockchain o Realidad Aumentada.

Tomemos los ERP para ejemplificar este salto en su propuesta de valor. Con la integración de IA, Cloud e IoT, sus funcionalidades se multiplican exponencialmente; la IA les aporta capacidades avanzadas de análisis predictivo y procesamiento de datos; el Cloud ofrece
la infraestructura para implementar y escalar sistemas; y el IoT facilita la interconexión entre dispositivos, permitiendo la recopilación y el intercambio de datos en tiempo real, lo que mejora la precisión y eficiencia de la gestión operativa; a todo ello, deberíamos añadir
el rol central de la Ciberseguridad, que protege el perímetro de las organizaciones ante posibles ataques fraudulentos.

Frente a este impacto sin precedentes de la tecnología, la necesidad de contar con talento adecuado sigue aumentando. Las personas se convierten en el principal activo del sector TI. Por ello, las compañías tecnológicas debemos priorizar su desarrollo integral, invirtiendo en su capacitación, formación y crecimiento personal, en todas sus dimensiones.

De esta forma, el impacto de la evolución tecnológica sobre las personas, así como el valor de quienes hacen posible su extensión e implantación, hace más necesario que nunca adoptar un enfoque humanista. El humanismo tecnológico se presenta como un componente determinante para asegurar que la evolución de TI tenga un impacto positivo
sobre personas, organizaciones y el planeta en su conjunto.

Esta orientación implica recuperar valores esenciales, como la ética, la responsabilidad o la sostenibilidad. Se trata de que las compañías TI lideren la transición hacia este tipo de prácticas centradas en lo humano.

Así, la adopción de esta concepción abarca una amplia diversidad de posibilidades y oportunidades para generar un cambio positivo en múltiples ámbitos. Desde el sector TI, podemos liderar la implantación de centros de datos con un consumo energético eficiente
(Cloud), desarrollar soluciones innovadoras para mejorar sectores críticos como la agricultura o la salud (IoT) o poner al alcance de todas las personas soluciones efectivas de ciberseguridad.

La adopción de una visión centrada en las personas se vuelve aún más crucial en un entorno donde la Inteligencia Artificial (IA) está experimentando un crecimiento exponencial. En el caso específico de la IA, el enfoque humanista es el que está promoviendo la adopción de estándares que garanticen su uso transparente y ético. Este enfoque se traduce en la promoción de la cooperación entre diferentes actores del ecosistema tecnológico y en el establecimiento de normativas claras de gobernanza, que, entre otros temas, protejan los derechos y la privacidad de las personas.

Estamos siendo testigos de una revolución tecnológica que está transformando la forma en que las organizaciones operan e interactúan con la tecnología. En este contexto, la necesidad de contar con un talento humano capacitado y de adoptar un enfoque humanista se convierten en crucial para navegar con éxito por este nuevo panorama tecnológico.

Quizá te puede interesar

17 de enero de 2023

Qué es el Humanismo Tecnológico

Podríamos definir el Humanismo Tecnológico como la fusión de la tecnología y los humanos. Fue Yuval Noah Harari, historiador, filósofo y autor de títulos como “Sapiens”, “Breve historia de la humanidad”, “Homo Deus” o “21 lecciones para el siglo XXI y Sapiens”

SEIDOR
25 de noviembre de 2022

¿Cómo humanizar la tecnología?

Dice el diccionario de la RAE que humanizar es “hacer humano, familiar y afable a alguien o algo”. Así que, en ese sentido, humanizar la tecnología es crear una tecnología que vaya más allá de la pura funcionalidad para crear una interacción placentera, con ergonomía, interfaces más agradables de usar, desarrollando tecnologías fiables y accesible, con sistemas y algoritmos que se ajusten a intuiciones éticas y políticas, evitando los sesgos o la manipulación.

SEIDOR
09 de marzo de 2023

La tecnología, clave para ser sostenibles

Desde que la ONU estableciera los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), las sociedades y las empresas tienen en su agenda la sostenibilidad como una de las prioridades.

SEIDOR